Cuaresma: Miércoles de Ceniza, inicio

Miércoles de Ceniza, primer día de Cuaresma

La Cuaresma nos sirve a los cristianos para vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Santa. 

Miércoles de Ceniza

El Miércoles de Ceniza es el primer día de la Cuaresma. Se celebra cuarenta días antes del Domingo de Ramos que da comienzo a la Semana Santa. La ceniza que se impone este día se obtiene de la incineración de los ramos bendecidos en el Domingo de Ramos del año litúrgico anterior.

miércoles de ceniza

Miércoles de Ceniza en el Real Santuario San José de la Montaña

En el Real Santuario San José de la Montaña se impone este miércoles día 14 de Febrero la ceniza en las misas de 10:30h en la Capilla de San José de la Explanada y a las 19:30h en la Iglesia.

Miércoles de Ceniza, un ritual que se remonta a los primeros cristianos

 

El Rito actual de imponer la ceniza procede del siglo X, según puede verse en los Pontificiales  germano-romanos. En un principio las cenizas se imponían en Jueves Santo, los que deseaban se vestían con un hábito penitencial y con cenizas en la cabeza y salían de su casa para ir al Templo. Allí se presentaban ante la comunidad y expresaban su voluntad de conversión. En el siglo XI los grupos de penitentes desaparecieron como tal y el ritual de imposición de la ceniza se generalizó a todos los creyentes.

El Concilio Vaticano II ha organizado el rito de la imposición de la ceniza de una manera más expresiva y educadora: se realiza después de las lecturas y de la homilía. En comunidades en las que no hay Sacerdote la imposición de las Cenizas se realiza fuera de la Eucaristía pero siempre en un contexto de escucha de la Palabra.

La ceniza es un símbolo.

Su función está descrita en un importante documento de la Iglesia, más precisamente en el artículo 125 del Directorio sobre la piedad popular y la liturgia:

“El comienzo de los cuarenta días de penitencia, en el Rito romano, se caracteriza por el austero símbolo de las cenizas, que distingue la Liturgia del Miércoles de Ceniza. Propio de los antiguos ritos con los que los pecadores convertidos se sometían a la penitencia canónica, el gesto de cubrirse con ceniza tiene el sentido de reconocer la propia fragilidad y mortalidad, que necesita ser redimida por la misericordia de Dios. Lejos de ser un gesto puramente exterior, la Iglesia lo ha conservado como signo de la actitud del corazón penitente que cada bautizado está llamado a asumir en el itinerario cuaresmal. Se debe ayudar a los fieles, que acuden en gran número a recibir la Ceniza, a que capten el significado interior que tiene este gesto, que abre a la conversión y al esfuerzo de la renovación pascual”.

Acuérdate que eres polvo y en polvo te convertirás ( Gn 3, 19)

El Miércoles de Ceniza no es día de precepto y por lo tanto la imposición de ceniza no es obligatoria. No obstante, ese día concurre una gran cantidad de personas a la Santa Misa.

Las cenizas pueden ser recibidas por no católicos

Puede recibir este sacramental cualquier persona, inclusive no católica. Como especifica el Catecismo (1670 y siguientes) los sacramentales no confieren la gracia del Espíritu Santo como sí lo hacen los sacramentos, pero por la oración de la Iglesia estos «preparan a recibirla y disponen a cooperar con ella».

Para más información del Ritos Católicos.

Miércoles de Ceniza de Carl Spitzweg.

 

 

Deja un comentario