SAN JOSÉ
CARTERO
San José de la Montaña recibe miles de cartas desde todos los rincones del mundo

CARACTER
PETICIÓN
ATENDIDA
Pocos días después la mujer volvió contentísima, a dar gracias a Dios porque por la intercesión de San José le había conservado su mano, que tanto necesitaba para poder trabajar. Muchos devotos imitaron a esta sencilla obrera, escribiendo cartas a San José.
urna para depositar las cartas a San Jose de la montaña
escriure a sant josep
Cartas a San José
ESCRIBE A SAN JOSE POR MAIL
santuario san jose lleno a mediados del siglo xx barcelona
depositando cartas
quema de cartas
Concurso verano
cartes a sant josep
devocion san jose devocio sant josep barcelona saint joseph
revolución de la ternura
cartas a san josé depositadas frente al altar
quema de cartas a san jose de la montaña
letters to Saint Josep
emoción
Muchos devotos imitaron a esta sencilla obrera, escribiendo cartas a San José
La forma de peticiones escritas proliferó rápidamente y sin estar terminada la obra acudían muchas personas a pie o en carruajes, para encomendarse en todos sus problemas al santo
Aquí comienza un hecho que ocupa un lugar muy importante dentro de la historia del Santuario, porque ha marcado de forma particular la devoción que la gente profesa a San José de la Montaña.
Es difícil imaginar la importancia que cobró la devoción de escribir cartas a San José y las consecuencias que ello produjo. Analizando la revista que se edita en el Santuario, “La Montaña de San José”, desde el año de su aparición, en 1903, podemos entrever algo de ello. Cada mes se procedía a la cremación de las cartas, coincidiendo con el domingo después del día 19, en los que también salía San José en procesión.
Duis sed odio sit amet nibh
vulputate cursus a sit amet mauris. 
imagen de la explanada llena para San José
Foto de la década de 1910

quema de cartas a principios de s. XX

santuario san jose lleno a mediados del siglo xx barcelona
Imagen de la gente que acudía a principios de 1900 a la quema de cartas
Son muchos los comentarios que la devoción a San José de la Montaña suscitaba en Barcelona. En mayo de 1903 se quemaron 3.328 cartas, que provenían no sólo de la ciudad condal, sino que esta práctica se había extendido por todo el país.
Todos los meses los periódicos catalanes de la época, tales como El Correo Catalán, La Vanguardia, El Diario de Barcelona, La Dinastía, El Noticiero Universal…, daban buena cuenta de los actos que se realizaban en el Santuario con motivo de la cremación de cartas.
madre petra
**
Desde el segundo número de “La Montaña de San José”, comenzó a aparecer en la revista un artículo llamado “Cartas a Pablo”
En estas “cartas”, dirigidas a un personaje imaginario llamado Pablo, se intentaba explicar el verdadero sentido de la devoción que la gente profesaba al Santo, así como los actos que se celebraban en el Santuario.
zz
Pero eran muchos los recelos que estaba generando la cantidad de gente que acudían a ver a San José, y que había obligado a poner un tranvía especial que llegase hasta la montaña pelada.
no era ajena a la importancia que estaba cobrando esta devoción
Madre Petra,
ni de las sospechas que empezó a despertar.
SAN JOSE CARTERO
Poco se imaginaba Madre Petra que la persecución al Santuario provendría de la misma Iglesia.
En 1905 se calcula que más de 30.000 personas visitaron el Santuario la festividad de San José.
Por aquel entonces llegó a oídos de Madre Petra que el Sr. Cardenal Casañas y el Obispo Auxiliar, D. Ricardo Cortés, tenían algo en contra del Santuario
La Madre, amante de la Iglesia y de la verdad, se personó ante ellos para saber que había de cierto en tales rumores.
Madre Petra, mujer de temple
Hay un detalle de esta entrevista que nos muestra el temple y la nobleza de Madre Petra, que llegó a afirmar a los prelados que si había verdaderamente alguna causa para que la Iglesia estuviese disgustada con el Santuario, ella sería la primera que lo miraría mal. No le dijeron ningún motivo de queja, pero poco después, en la revista de Montserrat, de julio de 1905, D. Federico Clascar, firmaba un artículo en contra de la obra del Santuario y de la devoción de las cartas.
Estatua Madre Petra de San José
Madre Petra
decidió irse a Roma.
Sólo su gran fortaleza y su confianza inconmovible en Dios…

… hizo que Madre Petra, que entonces ya se encontraba muy enferma, luchara por defender lo que ella consideraba era obra de Dios.

El 10 de agosto de ese mismo año se recibió en el Santuario un comunicado del Cardenal Casañas, en el que anunciaba una visita canónica a la casa. Igualmente mandaba depositar en una caja cerrada todas las cartas, prohibiendo quemarlas en público. Se prohibía también dar cuenta directa o indirectamente en la revista La Montaña de San José del número de cartas recibidas.

La prueba fue dura, pero sirvió para que brillase con más fuerza la devoción a San José de la Montaña.
El día 6 de octubre de 1905 tuvo Madre Petra la dicha de ser recibida en audiencia privada por S.S. Pío X,
Por fin, el 6 de noviembre y con la aprobación de Roma, se ponía fin a la polémica suscitada en contra del Santuario a través de un comunicado oficial del Cardenal Casañas, en el que se confirmó que la devoción que la gente profesaba a San José era auténtica.
Pio X recibe a Madre Petra

Esta entrada también está disponible en: Catalán

Preferencias
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.