circulos san jose

Esta entrada también está disponible en: Spanish

¿SÁBES COMO HACER LA NOVENA A SAN JOSÉ?

La Novena a San José se reza, como su nombre indica, nueve días antes de la Gran Solemnidad de San José. Si deseas hacer la novena con nosotros…iremos publicando cada día el rezo correspondiente. Hoy os dejamos una breve explicación al respeto.

Recuerda que puedes seguir escribiendo a San José. …….

NOVENA EN HONOR A SAN JOSÉ DE LA MONTAÑA

PARA ALCANZAR SU INTERSECCIÓN EN CUALQUIER NECESIDAD

Por la señal de la Santa Cruz de nuestros enemigos Líbranos señor Dios nuestro.
Pésame Dios mío y me arrepiento de todo corazón de haberos ofendido. Pésame por el infierno que merecí y por el cielo que perdí; pero mucho más me pesa porque pecando ofendí a un Dios tan bueno y tan grande como vos. Antes querría haber muerto que haberos ofendido; y propongo firmemente no pecar más y evitar todas las ocasiones próximas de pecado. Amén.

Al fin de cada día medítese ese sobre lo dicho y pídase fervorosamente con fe confianza la gracia que desea alcanzar por intercesión de San José de la montaña y rece un Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

ORACIÓN PREPARATORIA PARA TODOS LOS DÍAS

¡Glorioso y bondadoso Patriarca San José de la Montaña!
Vuestro favor imploro, para que me alcancéis del Señor luz y gracia, con que fervorosamente pueda practicar ésta novena que dedico a vuestro culto y honor y en demanda vuestra intercesión para alcanzar del cielo lo que más convenga a mi presente necesidad y en todas las demás, espirituales y temporales.
Logradme San José, éste nuevo beneficio para mayor gloria de Dios, aumento de vuestro culto y provecho de mi pobre alma. Amén.

DÍA PRIMERO

Os alabo y bendigo, glorioso San José por el privilegiado lugar que os concedió en el cielo y en el coro de los patriarcas, pues fuisteis el postrero de la antigua ley y el primero de la ley nueva, como el anillo y broche de oro con que se enlazan y se dan la mano en vos ambos testamentos.
Al fin de cada día, medítese sobre lo dicho y pide fervorosamente con fe y confianza, la gracia que desea alcanzar por intercesión de San José de la Montaña y récese un Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS

Bendecid y amparad bondadoso patriarca, desde vuestro trono de gloria a éste devoto, que, aunque pecador, se esmera en obsequiaros ésta novena a vos dedicada y confía en vuestro favor y protección. Ayúdenme las súplicas y merecimientos de vuestra castísima esposa María, y los muy singulares del hijo de ella que no desdeñó también llamarse hijo vuestro divino Salvador Jesús. Amén.

DÍA SEGUNDO

Os alabo y bendigo, glorioso San José, por el privilegiado lugar en que os colocó el cielo, en el coro de los profetas, pues como todos ellos y más que todos ellos, fuisteis vidente del prometido Mesías y conocedor y depositario de los más íntimos secretos de vuestra redención.

DÍA TERCERO

Os alabo y bendigo, glorioso San José, por el privilegiado lugar con qué os enalteció en el cielo, en el coro de los santos apóstoles, pues como ellos anunciastéis al mundo la buena nueva del Evangelio, llevando a Jesús su divino autor a la tierra de Egipto, donde a la vista del mismo que en vuestro brazo traíais, empezaron a caer los ídolos de los paganos.

DÍA CUARTO

Os alabo y bendigo, glorioso San José, por el privilegiado lugar en qué os glorificó en el cielo, en el coro de los mártires, pues fuisteis, el primero en sufrir por Cristo trabajos, desprecios, pobreza, fatigas, destierro, agonías de muerte, oscuridad de fe y todo género de dolores del alma.

DÍA QUINTO

Os alabo y bendigo, glorioso San José, por el privilegiado lugar que os señaló en el cielo y en el coro de los sacerdotes pontífices, pues como ellos servisteis de ministro fiel del Cordero Inmaculado, le guardasteis en el altar y sagrario de vuestro pecho, me ofrecisteis como víctima al eterno Padre en el templo y le criasteis y guardasteis para hacer inmolado en el altar de la Cruz.

DÍA SEXTO

Os alabo y bendigo, glorioso San José, por el privilegiado lugar en que os tiene el cielo en el coro de los confesores y
penitentes, pues fue como la de los más heroicos vuestra santidad y por ella os llamó justo el Evangelio y os canonizó como tal y como ejemplo de todo género de virtudes.

DÍA SÉPTIMO

Os alabo y bendigo, glorioso San José, por el privilegiado lugar con que os distinguió el cielo en el coro Inmaculado de las almas vírgenes, pues le fuisteis en cuerpo y alma, esposo virgen de María virgen, guardador fidelísimo de su virginal pureza y Ángel Custodio a quien confió el Eterno Padre honor y reputación.

DÍA OCTAVO

Os alabo y bendigo, castísimo esposo de María virgen, por el privilegio sin igual que tuvisteis y de ser compañero y ayuda fiel de vuestra esposa virginal, la reina de los Cielos en los principales pasos y necesidades de su vida mortal, os pido le seáis igualmente en éste pobre pecador en los más graves asuntos y negocios de la suya, para que no de paso en falso, si no que guiado por vuestro ejemplo y con vuestra protección, ni un solo instante me separé de los rectos caminos de la virtud y del bien.

DÍA NOVENO

Os alabo y bendigo, castísimo esposo de María virgen, glorioso San José por el privilegio de mayor de todos cuál fue el de vuestro dichoso tránsito, acompañado y asistido personalmente por vuestra virginal esposa, el buen Jesús, os pido me alcancéis de Cristo y de María igual consuelo en mi última hora y seáis vos quién auxilie y haga la última recomendación de mi alma antes de presentarse al juicio de la Trinidad Santísima.

Esta entrada también está disponible en: Spanish

Preferencias
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.